93 723 58 44

Seguro de Vida

Disfruta la vida, vive sin riesgos, y confía en el futuro con la máxima flexibilidad. Ofrecemos un conjunto de coberturas que recoge los riesgos de fallecimiento, invalidez, accidente, accidente en circulación, y orfandad cuando se produzca la muerte simultánea de ambos padres, así como de enfermedad grave y crítica, cubriendo además gastos de sepelio, testamentaría e I.S.D. derivados del seguro.

Ventajas

Renta por Enfermedad Crítica Durante Un Año
Mediante el cobro de una renta en caso de que al asegurado se le diagnostique una enfermedad crítica, el cliente tiene una cobertura adicional.
Prórroga de la Renta por Enfermedad Crítica

La renta por enfermedad crítica es prorrogable mermando el capital de fallecimiento. El asegurado podrá disponer anticipadamente del capital de fallecimiento en forma de renta.

Capital Adicional en Caso de Enfermedad Grave

Mediante el pago de un capital en el momento de ser diagnosticada la enfermedad se le ofrece la oportunidad al cliente de recurrir a médicos y someterse a tratamientos, que pueden ayudarle a recuperar la salud. Las enfermedades contempladas representan más del 90% de las consideradas como graves. Otras enfermedades graves tales como la ceguera, Alzheimer, y parálisis quedan cubiertas por la garantía de invalidez.

Tarifas Especiales para Mujeres
Las mujeres disfrutarán de una tarifa muy competitiva.
Gastos de Sepelio Testamentaría e I.S.D.

La compañía se hará cargo tanto de los gastos de sepelio, como de testamentaría e I.S.D, derivados del seguro con el límite máximo establecido.

Cobertura Automática de Orfandad por el Mismo Accidente
En caso de fallecimientos de ambos cónyuges en el mismo accidente, se abona un capital adicional a los hijos menores o incapacitados. Esta cobertura se contrata automáticamente con la garantía de fallecimiento.
Invalidez Absoluta y Permanente
En caso de percibir la indemnización mediante renta, se abona el 120% del capital de fallecimiento (1% mensual, máximo de 120 meses) es decir, un 20% más que si el asegurado lo percibiera en forma de capital.